CUANDO EL VIENTO SOPLA

HTTP://www.youtube.com /時計?v=zGHPGA_X4y0&feature=results_main&playnext=1&list=PLF5437FC63276A646

Espeluznante la idea de que un día una bomba nuclear nos sorprendiera, como la ingenuidad de este matrimonio anciano que lejos de imaginar en principio lo que sucede insiste en repetir las rutinas cotidianas como si fueran lo más importante, especialmente cuando vemos que el esposo empieza a comprender claramente lo que sucedió y lo único que parece importarle es que su esposa no se preocupe, cuidarla como siempre, evitar que sufra pensando que algo malo pasa. Sencillamente desvastadora esta animación que nos sacude con la posibilidad real de la contaminación nuclear después de una detonación, estar vivo sabiendo que uno ya está muerto. Desgraciadamente tras los continuos intentos de Iran de conseguir la Bomba Atómica y ahora con la crisis nuclear de Japón esta cinta de 1986, esta más viva que nunca.

Película antimiliitarista y como no un alegato contra los peligros de la energía atómica y la radioactividad, si hasta antes de la caida del muro las películas giraban entorno a una hipotética guerra nuclear, a día de hoy es la utilización de esta energía la que pone en riesgo nuestro mermado planeta, Chernovil, Fukusimaparece que no hemos aprendido nada.

HTTP://www.edualter.org/material/pau/cuandoe.htm (Ficha de trabajo)

email

1つの応答 CUANDO EL VIENTO SOPLA

  1. Dave Lopez on 22 3月, 2017 at 18:23

    Gracias por le post Gonzalo. Realmente espeluznante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

EspañolCatalàEuskaraGalegoItalianoFrançaisEnglishDeutschNederlandsDanskEsperantoSvenskaNorskPolskiРусскийSlovenščinaPortuguês日本語Malti우리말Türkçeپارسی中文(简体)עבריתالعربيةاردو
Set as default language
 Edit Translation

kritodesign.com |
Graphic & Web Design Studio

Ofrecemos el mejor servicio profesional en Diseño & Desarrollo Web, Diseño Gráfico Profesional, Tiendas Online, Aplicaciones Web, Aplicaciones Móviles [ IOS & Android ] & Formación para Empresas. Visítenos!