TALLER FOMENTO DE LA LECTURA. jornadas provinciales de la Red de Bibliotecas Escolares de la provincia de Almería.

24 Apirila, 2018
By

A través de este taller vamos a intentar dibujar e imaginar caminos que nos permitan despertar la curiosidad de nuestro alumnado hacia la lectura. Para ello vamos a utilizar una serie de fragmentos de tres lecturas que me han ayudado a cambiar la manera de entender la vida de parte de mi alumnado y de mi mismo.

Gracias a estos libros he tenido la suerte de inculcar valores ,mientras los debate generados con cada lectura me ayudaban a crear conocimiento y hacer más grandes y queridos a los personajes de la obras de El Principito, El Señor Ibrahim o al incansable viejo pescador de la obra de Hemingway .

¿Qué tenemos que hacer?

Nos vamos a organizar en grupos de cuatro o cinco integrantes. Cada grupo tendrá asignado una serie de fragmentos de las obras. El Principito, El Señor Ibrahim y las flores del Corán y El Viejo y el Mar. Tras leer dichos fragmentos tenéis que hacer una reflexión en grupo en la que expondréis que valores y aprendizajes encierra cada fragmento. Tras realizar esta lectura previa y reflexión grupal vais a tener que inventaros y guionizar una historia en la que aparezcan los valores que habéis recogido previamente. Podemos utilizar para ello alguna de las frases de la obra peros siempre adaptándolas a otra circunstancia o situación diferente a la misma. Cuando tengamos claro el guion tenemos que exponerlo a través de una pequeña representación el trabajo elaborado. La actuación de cada grupo no durara más de cinco minutos. Esta teatralización se podría incluso grabar generando con ello un recurso audiovisual propio.

¿Qué pretendemos con este taller?

Explicar el potencial que tienen los clásicos tanto para fomentar la lectura en nuestro alumnado como para trabajar diversos ámbitos y materias juntos con la gran cantidad de valores que atesoran.

Por otro lado a través de la hermenéutica y la creación de un historia distinta a la leída junto a la teatralidad de la misma se pretende despertar la imaginación y hacer de la lectura una experiencia nueva en la cual a través de la creatividad y de manera amena nuestros alumnado pueda adquirir las diversas competencias que le van a permitir desarrollar su proyectos de vida.

Los fragmentos que vamos a trabajar son los siguientes:

el-principito-el-libro-con--jpg_800x0

CAPÍTULO VIII

“De esta manera el principito, a pesar de la buena voluntad de su amor, había llegado a dudar de ella. Había tomado en serio palabras sin importancia y se sentía desgraciado. “Yo no debía hacerle caso —me confesó un día el principito— nunca hay que hacer caso a las flores, basta con mirarlas y olerlas. Mi flor embalsamaba el planeta, pero yo no sabía gozar con eso… Aquella historia de garra y tigres que tanto me molestó, hubiera debido enternecerme”. Y me contó todavía: “¡No supe comprender nada entonces! Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras. ¡La flor perfumaba e iluminaba mi vida y jamás debí huir de allí! ¡No supe adivinar la ternura que ocultaban sus pobres astucias! ¡Son tan contradictorias las flores! Pero yo era demasiado joven para saber amarla”.

­­­­­­­­­­­­­ CAPÍTULO XXI

“… ¿Qué significadomesticar”? —volvió a preguntar el principito. —Es una cosa ya olvidada —dijo el zorro—, significacrear vínculos… ” —¿Crear vínculos? —Efectivamente, verás —dijo el zorro—. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si tú me domésticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…"

“…Sólo se conocen bien las cosas que se domestican —dijo el zorro—. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!"

 

“—Adiós —dijo el zorro—. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos. —Lo esencial es invisible para los ojos —repitió el principito para acordarse. —Lo que hace más importante a tu rosa, es el tiempo que tú has perdido con ella. —Es el tiempo que yo he perdido con ella—repitió el principito para recordarlo. —Los hombres han olvidado esta verdad —dijo el zorro—, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Tú eres responsable de tu rosa—Yo soy responsable de mi rosa—repitió el principito a fin de recordarlo.

 

CAPÍTULO XXV

“Levanté el balde hasta sus labios y el principito bebió con los ojos cerrados. Todo era bello como una fiesta. Aquella agua era algo más que un alimento. Había nacido del caminar bajo las estrellas, del canto de la roldana, del esfuerzo de mis brazos. Era como un regalo para el corazón. Cuando yo era niño, las luces del árbol de Navidad, la música de la misa de medianoche, la dulzura de las sonrisas, daban su resplandor a mi regalo de Navidad. —Los hombres de tu tierra —dijo el principito— cultivan cinco mil rosas en un jardín y no encuentran lo que buscan. —No lo encuentran nunca —le respondí. —Y sin embargo, lo que buscan podrían encontrarlo en una sola rosa o en un poco de agua—Sin duda, respondí. Y el principito añadió: —Pero los ojos son ciegos. Hay que buscar con el corazón.

el-senor-ibrahim

“-Mire usted, señor Ibrahim, cuando digo que eso es cosa de ricos, el sonreír, quiero decir que es una cosa de Ia gente feliz.

-Pues ese es justamente tu error. Es el sonreír lo que le hace a uno sentirse feliz.

-iY un huevo!

-Pruébalo.

- j Qué y un huevo, le estoy diciendo! -Pero tú eres un chico bien educado, Ez da, Momo?

- ¡Qué remedio! A base de tortas.

-Ser bien educado está bien. Pero ser amable es mejor. Intenta sonreír y veras.

Good, la verdad es que, guztiak ondoren, pidiéndomelo así tan amable el señor Ibrahim… pues vale la pena probarlo

AI día siguiente, me comporto como un enfermo total al que le hubiera picado algo durante la noche: voy sonriendo a to do el mundo.

-No, Seño, lo siento, no he comprendido este ejercicio de mates. Y jzas! Sonrisa.

-jNo he sabido hacerlo!

-Vale, Moisés, te lo vuelvo a explicar. Lo nunca visto. Sin broncas, sin regañinas. Nada.

En el comedor … -Me puede poner un poco más de crema de castañas? jZas! Sonrisa. -Si, y con queso blancoY me la dan”

_________________________________

“…En el instituto me dije que no tenía un segundo que perder: era necesario enamorarme. No había realmente donde escoger dado que ese centro de enseñanza no era mixto. Todos estábamos enamorados de Miriam, la hija del portero, la cual, a pesar de sus trece años, había comprendido rápidamente que era la reina de trescientos púberes sedientos. Me dedique a cortejarla con ardor de náufrago.

… Tenía que demostrarme a mí mismo que se me podía querer… AI señor Ibrahim Ie iba contando mi conquista de Miriam y eI me escuchaba con la sonrisita del que conoce el final de la historia, aunque yo hacía como si no me diera cuenta…

El señor Ibrahim me sonreía. -La belleza, Momo, está por todas partes. AlIa donde dirijas la mirada.

Después de haberme admitido en su cohorte de pretendientes, Miriam había empezado a rechazarme como candidato no valido. -Eso da igual -decía el señor Ibrahim. El amor que sientes por ella, eso no te lo quita nadie. Te pertenece. Incluso aunque ella lo rechace, no puede cambiarlo. Lo único es que no se aprovecha de él. Lo que tu das, Momo, es tuyo para siempre. ¡Lo que te guardes, está perdido para siempre!"

_________________________________

-Oye, por la autopista no, Momo, por la autopista no. Autopista quiere decir: pase de largo, que no hay nada que ver. Es para los idiotas que quieren ir lo más rápido posible de un sitio a otro. Pero nosotros no nos dedicamos a la geometría. Nosotros viajamos. Búscame caminitos bien bonitos que me ensenen todo lo que haya que ver.

Mira, Momo, si no quieres ver nada, pues te coges un avión, como todo el mundo.

-Para el coche. ¿Notas el olor? Huele a felicidad. Estamos en Grecia. La gente está quieta. Se toman su tiempo para vernos pasar. Respiran. Ves, Momo, yo habré trabajado mucho toda la vida, pero he trabajado despacio, tomándome todo el tiempo del mundo. No buscaba hacer números o ver desfilar clientes, no. Ir despacio, ese es el secreto de la felicidad.

9788499897677

–Quizá no esté tan fuerte como creo –dijo el viejo–. Pero conozco muchos trucos y tengo voluntad.”

«Nadie debiera estar solo en la vejez –pensó–. Pero es inevitable.

Durante la noche acudieron delfines en torno al bote…–Son buena gente –dijo–. Juegan y bromean y se hacen el amor. Son nuestros hermanos, como los peces voladores.

Entonces empezó a sentir lástima por el pez grande que había enganchado. «Es maravilloso y extraño, quién sabe qué edad tendrá –pensó–. Jamás he cogido un pez tan fuerte, ni que se portara de modo tan extraño. Puede que sea demasiado prudente para subir a la superficie. Brincándose y precipitándose locamente pudiera acabar conmigoNo puede saber que no hay más que un hombre, ni que este hombre es un anciano. Pero ¡qué pez más grandeMe pregunto si tendrá algún plan o si estará, como yo, en la desesperación.»

«Es un gran pez y tengo que convencerlo –pensó–. No debo permitirle jamás que se dé cuenta de su fuerza ni de lo que podría hacer si rompiera a correr. Si yo fuera él echaría toda la fuerza y seguiría hasta que algo se rompiera. Baina, a Dios gracias, los peces no son tan inteligentes como los que los matamos, aunque son más nobles y más hábiles.»

–El pez es también mi amigo –dijo en voz alta–. Jamás he visto un pez así, ni oído hablar de él. Pero tengo que matarlo. Me alegro que no tengamos que tratar de matar las estrellas. «Imagínate que cada día tuviera uno que tratar de matar la luna –pensó–. La luna se escapa. Pero ¡imagínate que tuviera uno que tratar diariamente de matar al sol! Nacimos con suerte», pensó.

«Era demasiado bueno para durar –pensó–.Pero el hombre no está hecho para la derrota –dijo–. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado.

–Me derrotaron, Manolín –dijo–. Me derrotaron de verdad.

–No. Él no. Él no lo derrotó.

–no. Verdaderamente. Fue después

–Ahora pescaremos juntos otra vez.

–No. No tengo suerte. Yo ya no tengo suerte.

–Al diablo con la suerte –dijo el muchacho–. Yo llevaré la suerte conmigo.

–¿Qué va a decir tu familia?

–No me importa. Ayer pesqué dos. Pero ahora pescaremos juntos porque todavía tengo mucho que aprender.

Diversos materiales elaborados de las lecturas a través de Proyectos y Grupos de Trabajos en lo que he tenido la suerte de dirigir o participar.

El Principto

http://kritodesign.com/educacionymediosaudiovisuales/proyecto-el-principito-ies-algazul/

Ibrahim y las Flores del Corán

http://kritodesign.com/educacionymediosaudiovisuales/?s=ibrahim

El Viejo y el Mar

http://kritodesign.com/educacionymediosaudiovisuales/el-viejo-y-el-mar/

 

email

Iruzkinak itxita daude.

kritodesign.com |
Graphic & Web Design Studio

Ofrecemos el mejor servicio profesional en Diseño & Desarrollo Web, Diseño Gráfico Profesional, Tiendas Online, Aplicaciones Web, Aplicaciones Móviles [ IOS & Android ] & Formación para Empresas. Visítenos!